• Imprimir

Inhalantes

Son sustancias volátiles que se pueden inhalar y que tienen efectos psicoactivos. Pertenecen a este grupo de sustancias los disolventes, las pinturas, la gasolina, la cola, los aerosoles, y otros.
Inicialmente, los efectos son similares a los de una intoxicación alcohólica. Se experimenta euforia, sensación de bienestar, pérdida de las inhibiciones, ganas de hablar, etc. Después de esta primera reacción estimulante, aparecen síntomas como el dolor de cabeza, goteo nasal (rinorrea), somnolencia, lagrimeo, molestias gastrointestinales (náuseas, diarrea, vómitos), confusión, etc. Los efectos acostumbran a durar sólo unos cuantos minutos y pueden ser especialmente graves a causa de la elevada toxicidad de la mayoría de estas sustancias.
El uso persistente de inhalantes puede provocar trastornos físicos importantes (hepáticos, pulmonares, neurológicos, circulatorios, etc.) y mentales (alucinaciones, conductas agresivas, delirios, etc.), o incluso la muerte por paro cardíaco o asfixia. Tienen una gran capacidad de generar dependencia.
Fecha de actualización:  24.08.2016