• Imprimir

Ketamina

Es el anestésico disociativo que actualmente se utiliza en veterinaria y en el ámbito hospitalario (especialmente en países del tercer mundo). Aunque se comercializa principalmente en forma de líquido inyectable, en el mercado ilegal también se puede encontrar en forma de polvo o de comprimidos.
Los primeros efectos de la ketamina aparecen al cabo de diez o veinte minutos después del consumo y tienen una duración aproximada de dos horas. En dosis bajas, esta sustancia alucinógena provoca falta de coordinación, visión borrosa y dificultad para concentrarse. En dosis elevadas puede provocar estados disociativos (sentirse fuera del propio cuerpo o como si se flotara), alteraciones de la memoria y de la percepción, delirios, alucinaciones, desorientación y dificultades para moverse. Sus efectos aumentan si va acompañada del consumo de alcohol o cannabis.
Las complicaciones debidas al consumo de esta droga afectan especialmente a la salud mental (ansiedad, depresión, paranoia) y son parecidas a las de las drogas de síntesis.
Fecha de actualización:  24.08.2016