• Imprimir

Prevención de trastornos mentales y promoción de la salud mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud como "un estado de completo bienestar físico, mental y social", y no sólo como la ausencia de enfermedad. Por lo tanto, la salud mental (o salud emocional) es inseparable de la salud general de una persona, e implica un estado de bienestar más allá de la ausencia de síntomas de la enfermedad. La mala salud, tanto física como mental, está asociada a la enfermedad o al sufrimiento en otros aspectos de la vida (sociales, económicos); y al revés, los determinantes de la buena salud mental o emocional vienen de áreas diversas de la vida.

La carga global de los problemas mentales es creciente y costosa. La OMS predice que en 2020 las enfermedades mentales serán la segunda causa de discapacidad en todo el mundo. Visto desde esta perspectiva, aunque es importante proveer servicios de alta calidad para las personas que sufren un problema mental, no es suficiente ni sostenible sólo tratar los problemas y los trastornos mentales cuando salgan; deben ser una prioridad las soluciones prolongadas para mejorar la salud mental con enfoques de prevención y promoción.